NOTA DE PRENSA SOBRE LA TALA Y REFORESTACIÓN EN LAS RIBERAS DEL JERTE.

Según noticia publicada yo en la prensa regional el Ayuntamiento de Plasencia realizará un nuevo inventario de los árboles secos del río.

Esta noticia se suma a las publicadas aquí atrás en las que se informaba de que la CHT reanudaría la tala tras la parada biológica. Concepto, este de “parada biológica” un tanto ambiguo si consideramos que árboles y arbustos son refugio y fuente de alimento para aves y otros animales durante todo el año, no sólo durante la época de cría, aunque sea ésta, evidentemente, la de mayor necesidad.

Desde Plasencia en Común no vamos a discutir, ni mucho menos, la necesidad de una adecuación de las riberas del Jerte, a todas luces necesaria y desde hace mucho tiempo. Tampoco las palabras del profesor Alejandro Solla, sobre los efectos del hongo Phytophthora alni.

Lo que sí pedimos es una racionalización del proceso. La vegetación de ribera, particularmente sauces y alisos, tiene un importantísimo efecto protector frente a la erosión causada por el río. Basta ser un mediano observador para percatarse de que, en algunas zonas, las aguas han horadado bajo el camino, lo que también puede suponer un riesgo para viandantes.

No olvidemos también que la vegetación de ribera constituye un importante dormidero para diversas aves, particularmente estorninos, y que así “descongestionan” otras zonas de la ciudad donde la acumulación de excrementos origina un importante problema de suciedad. Sin olvidar, tampoco, la belleza y el frescor proporcionados por la vegetación de ribera.

Son estas y otras razones la que nos hacen pedir, mejor EXIGIR, una racionalización del proceso, con una sustitución gradual, eliminando ahora los árboles muertos, viejos o más afectados por la enfermedad, y, como indica el profesor Rodriguez Solla sustituirlos por otros sanos, mediante rebrote y semillas, para continuar la tala, a medida que los ejemplares estén más afectados. Se sanea, así la vegetación sin privarnos de los efectos beneficiosos de la misma.

Esto no quita que en aquellas zonas donde la vegetación pueda causar daños, como las pesqueras sean eliminadas, como también debe ser eliminada la vegetación que tiende a invadir el camino y que constituye un importante factor de riesgo, particularmente en la época cálida (los incendios se apagan en invierno).

E igualmente, ya que hablamos de la adecuación del río y riberas, instar a la CHT la limpieza del cauce del río dónde se acumulan, desde hace tiempo, los restos de otras talas y otros elementos arrastrados por las aguas.

Área de Medio Ambiente de Plasencia en Común.
Plasencia 16 de noviembre de 2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s