Susana Díaz: las verdades que calla, las mentiras que escupe. David Boyero

Susana Díaz ha pasado por la radio y ha desplegado todo su arsenal de demagogia, cinismo y prepotencia. A pesar de haber sido protagonista de la pérdida del principal granero de votos para el PSOE (Andalucía), la dirigente socialista ha sacado pecho, ha presumido de su aportación a la cifra global del PSOE, eludiendo hacer cualquier tipo de autocrítica indicando “lo hecho, hecho está” y “toca mirar hacia adelante”.

Salvo admitir que el proyecto del PSOE no era el que querían los españoles -y por eso “tenemos que reconstruirlo”-, la andaluza considera que “nos ha perjudicado la mera hipótesis de que pudiéramos gobernar con el apoyo o con Unidos Podemos;  nos ha restado credibilidad”, sin pensar que la pérdida de credibilidad va mucho más allá de ese apoyo, sin caer en que su pacto con Ciudadanos tras el 20D les ha penalizado a ambos. Sin acordarse de que el PSOE ya pactó con Podemos en Madrid, Valencia, Castilla La Mancha…

La presidenta de la Junta de Andalucía también ha tirado balones fuera cuando ha sido preguntada si el PSOE apoyará o no un Gobierno del PP. “Lo que no se puede hacer es poner en los hombros de un partido con 85 escaños la responsabilidad de formar Gobierno”, ha dicho, al tiempo que se ha puesto como ejemplo de lo que ella tuvo que hacer en el Parlamento andaluz, obviando que le hicieron falta más de 80 días y, cuando lo hizo, ni siquira tenía definido aún a su equipo de consejeros. Terrible.

Y todavía es más terrible que prefiera que, con o sin el beneplácito del PSOE, sea el PP el que gobierne y se olvide ya de la reforma laboral, de la LOMCE, de los recortes sociales... de todo eso que podría revertirse si el PSOE tuviera altura de miras y trabajara hasta lo imposible por buscar la aritmética necesaria para lograr desbancar al PP de La Moncloa. En su lugar, antepone los intereses del PSOE y los suyos propios a los del pueblo español, prefiriendo cuatro años más de esas políticas que aunque fuera una legislatura corta pero con capacidad de rencauzar el Estado de bienestar que los populares están desmontando.

Díaz, fiel a su estilo, ha mentido, ha mentido a placer indicando que en campaña Alberto Garzón apostó por la salida del euro. Ahí están en las hemerotecas, las mismas que guardan sus declaraciones cuando ella aseguraba que se debía a Andalucía y no se iría a Madrid y es muy posible que este mismo año -el congreso del PSOE es en octubre- la delaten como la embustera que es. Tanto es así que cuando se le pregunta si se presentará para dar la patada a Pedro Sánchez indica que “eso no toca ahora”. Ya no niega que vaya a presentarse como sí hacía antes. De nuevo, una mentira más.

Y cinismo, grandes dosis de cinismo, como se evidencia de sus acusaciones a Rajoy cuando dice que “ha planteado una campaña desde el miedo, sin proyecto para el país”. ¿Y qué ha hecho el PSOE? ¿Acaso los socialistas, con ella a la cabeza, no han utilizado esa misma estrategia del miedo contra Unidos Podemos que, en realidad, tiene más de socialista y obrero de lo que conservan los de Ferraz?

Susana Díaz nos trata como idiotas. Su indefinición, medias tintas, regateos y embustes calan entre sus hinchas -cada vez menos- pero cualquiera medianamente informado la ve venir de lejos. El problema es que hay mucho desinformado, en parte promovido por esta misma clase de políticos que basan su liderazgo sobre una base de ignorancia. Luchemos contra eso, saquémosles los colores con las verdades que callan y las mentiras que escupen. Eso sí que nos hará libres.

VER ARTÍCULO EN DIARIO PÚBLICO

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s