Manifiesto e Plasencia en Común leído en la manifestación del Primero de Mayo

La clase trabajadora de España y Europa vive en los últimos años el mayor ataque a sus libertades y la pérdida de derechos básicos conseguidos tras largos años de lucha. La falsa crisis económica ha supuesto una excusa para, no ya recortar, sino eliminar derechos básicos. La globalización de la economía se ha traducido en el intento por parte del capitalismo, de extender a todo el planeta las condiciones laborales de semi-esclavitud que desgraciadamente todavía perduraban en amplias zonas. Cuándo deberían haberse universalizado los derechos logrados, por la mayoría trabajadora,derechos cuyo único objetivo es la dignidad y la calidad de vida de las personas, ha sucedido lo contrario:menores sueldos, condiciones laborales más precarias, mayor jornada laboral y menor renumeración.

Porque este es uno de los objetivos de las sucesivas reformas laborales. Reformas que, además no disminuyen una tasa de paro que va en aumento. Y no nos dejemos engañar por el maquillaje de las cifras “oficiales”, que disfrazan como una supuesta disminución del paro lo que es un aumento del exilio laborar. Cada vez más jóvenes,deben desplazarse a otros países, en busca de la oportunidad que aquí se les niega, y que muy probablemente, allí tampoco encontrarán. Y sin movernos de aquí, un contrato por unos días o unas horas, no es un puesto de trabajo. Es una falacia

Y aquí tenemos otro de los objetivos: implantar un miedo que nos haga aceptar cualquier condición, cualquier contrato, que nos proporciones unos ingresos, aunque estos seas mínimos y no sirvan para salir de una pobreza, cada vez más extendida. En contraposición a una riqueza cada vez más concentrada. Porque mientras aumenta, y mucho, el número de pobres, también lo ha hecho el número de los hiper-ricos:la riqueza se concentra en pocas manos.

Pero el robo(modernamente llamado recortes) no termina aquí. El dinero de nuestros impuestos, el dinero que debería servir para financiar servicios para la sociedad, se destina a “sanear” una banca especuladora y ladrona, o directamente llevado por parte de los poderosos a esos antros del capitalismo llamados paraísos fiscales. La cantidad de dinero que ha salido de nuestro país, el destino del mismo y las manos de quienes los llevaron, es, y será mucho tiempo una de las grandes incógnitas. Incógnita, por otra parte, que quienes deberían resolverla, son en muchos casos los más interesados en mantenerla.

Sanidad y Educación, dos pilares básicos para la dignidad y la vida de las personas han sido los más menguados.Con consecuencias trágicas.

Porque habría que preguntarse cuantas vidas ha costado la prolongación de las listas de espera o el cierre de los CAP. Con unos profesionales sobresaturados, y unos servicios de urgencia colapsados sobre todo en fechas claves.

Porque habría que preguntarse por el futuro de una juventud sin preparación, surgida de unas aulas masificadas, con un profesorado con horario sobrecargado y sin más medios, en muchos casos, que su propia voluntad. Agravado, además por una ley educativa,retrógrada y clasista, que favorece la continuidad en los estudios a aquellas personas que dispongan de los suficientes medio económicos.

Pero hay mucho más.

La larga lucha de las mujeres por conseguir la igualdad está experimentando un fuerte retroceso, con una diferencia de salarios, por realizar el mismo trabajo, que no es más que un robo descarado. Con unas leyes, que más o menos directamente ,las condenan a mantenerse en el hogar y ser, simplemente, procreadoras.

Las pensiones, la asistencia a la Tercera Edad, la ayuda a domicilio…son otros de los grandes perjudicadas, dejando a nuestros mayores, simplemente aparcados, con condiciones y calidad de vida cada vez más precaria,(esperando,simplemente que se mueran) tras toda una vida de trabajo.

Hay muchos motivos para gritar BASTA YA. Basta de robos, de recortes, de corrupción, de condiciones laborales precarias e injustas, de actuar como si hubikera personas de primera y personas de segunda.

Por eso el 1º de Mayo debe ser un grito. Gritemos todos y todas los trabajadores y las trabajadoras.

Por nuestra dignidad,por nuestra vida y la de nuestros hijos e hijas

¡QUÉ SE NOS OIGA!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s