La prensa española presionada por la deuda y el Gobierno. Raphael Minder.New York Times

Los periódicos casi en todas partes han luchado para ponerse al día en la tecnología digital y por ajustarse a la disminución de los ingresos por publicidad

Pero en España, la rápida re estructuración de un sector con una progresiva disminución de  beneficios – más de 11.000 periodistas perdieron sus empleos en los últimos siete años – ha tenido que soportar también y de una forma cada vez mayor, la sospecha de que los periódicos más prestigiosos pueden haber perdido su independencia por las presiones financieras de los dueños de estos medios.

La industria se enfrenta a una tormenta perfecta que incluye enormes deudas y la defensa del gobierno conservador del Presidente Mariano Rajoy y del Partido Popular que se ha tenido que enfrentar a una feroz crítica pública.

El gobierno de Rajoy ha sido contestado por sus oponentes en los últimos años por lo que se ha dado en llamar “ley mordaza”, que impone crecientes sanciones por protestas antes permitidas o no reguladas, incluyendo la grabación  a oficiales de policía. Este jueves, un grupo internacional de observadores de los medios, publicó un informe expresando preocupación sobre la libertad de los mass media en España y llamando a derogar la ley mordaza y aflojar la presión y control del gobierno sobre los medios públicos.

Pero son presiones más sutiles sobre los periodistas las que más amenazan la libertad de expresión en España y, en particular, si empresas periodísticas, otrora las más influyentes  y prestigiosas del país, han sido subyugadas.

Muchos periodistas dicen que la circunstancia de un gobierno conservador junto con las presiones financieras influyen en una merma de su atrevimiento para hacer la cobertura de una serie de conflictos de intereses entre los grandes negocios y los políticos en una actualidad de interminables escándalos políticos y financieros que emergen tras la aparición de la crisis española de la deuda.

“Los periódicos están en manos de los acreedores y, también, en manos de un gobierno que ha ayudado a convencer a los acreedores de que los medios deben mantenerse en activo antes que asfixiados por sus deudas”, dijo Miguel Ángel Aguilar, un veterano periodista que ha fundado su propia publicación, Ahora, en Septiembre. “Se está dando una situación de dependencia que ha hecho un terrible daño a la credibilidad de los medios en este país,” decía

Aunque muchos periodistas como él, rivalizan con la vieja guarda de la prensa estableciendo propuestas independientes a través de publicaciones en la red con una línea editorial más crítica y dura, todavía reconocen que su influencia es muy limitada.

“Cuando damos las noticias por internet, no puede considerarse que es lo mismo que estar en todos los kioskos”, digo Ignacio Escolar, editor de eldiario.es  , una publicación online creada en 2012 con más 13.000 suscriptores en la actualidad.

Mucha de la deuda contraída por las principales editoriales está ligada a inversiones realizadas por grupos de mass media durante la época del supuesto esplendor  económico.

Esto significa  que los periódicos españoles “han perdido su independencia editorial en lo que se refiere a expresarse sobre grandes empresas, especialmente la banca”, dice Juan Pedro Velázquez- Gaztelu , que dejó uno de los periódicos más prestigiosos, El País, hace dos años y es ahora Jefe de Departamento de la publicación Alternativas Económicas. Creo que no ha habido otra época peor para la libertad de expresión desde la muerte de Franco, afirma

En los dos últimos años, los editores de los tres principales periódicos españoles han sido cesados.

El más conocido de ellos, Pedro J. Ramírez, ha declarado que su destitución de El Mundo se desencadenó por su decisión de publicar comprometidos mensajes de texto enviados por el Primer Ministro Rajoy al que había sido tesorero de su partido, Luis Bárcenas, poco después de que éste fuera enviado a prisión.

La decisión de Pedro J. formaba parte de la cobertura que realizaba su periódico de una investigación sobre sí la fortuna millonaria amasada por el Sr. Bárcenas en paraísos fiscales esta ligada a dinero de sobornos y/o comisiones realizados por el Partido Popular del Sr. Rajoy que se usaba para el enriquecimiento de los políticos del partido.

El Mundo, por su parte, dice que la salida del Sr. Ramírez fue acordada por ambas partes y ligada a las pérdidas financieras bajo su liderazgo más que a cualquier presión políticas o a las informaciones del escándalo de Bárcenas.

En Octubre, Pedro J. creó una página de noticias, El Español, financiada con su multimillonaria indemnización por despido de El Mundo, y por una campaña de financiación colectiva.

Ramírez, alegaba en una entrevista que los periódicos del sistema “ya no realizan su papel de vigilantes y protectores”. Los periódicos,  dijo, están bajo presión corporativa y política, pero, además, sufren mayores restricciones autoimpuestas por los gestores económicos del nuevo medio.

 “Los periódicos ya no son dirigidos por sus propios editores, sino por jefes ejecutivos que están preocupados por la contabilidad y por el intento de mantener buenas relaciones con los que detentan el poder”, dijo Ramírez, que trabaja en la actualidad con 12 colegas de su época en El Mundo.

Una de ellas, María Peral, dijo que deseaba nuevos desafíos, tras ser testigo de un claro declive en la libertad editorial, en tiempos de “una crisis que nos obligó a evitar contenidos que pudiera dañar a nuestros anunciantes o a los bancos a los que el periódico debía dinero”.

Casimiro García-Abadillo, que sucedió durante unos meses a Ramírez en el timón de El Mundo dijo que él, también, tenía “un limitado margen de maniobra” como editor de El Mundo, uno de los principales periódicos conservadores, cuando ejercía allí de columnista.

Había un montón de casos donde noticias críticas con las grandes instituciones o no se publicaban o si se hacía, solo podía ser de una forma favorable,” afirma García-Abadillo.

Pablo Casado, un diputado conservador que es portavoz del Partido Popular del Sr. Rajoy, dijo que desconocía quejas de periodistas sobre interferencia política en los medios. No veo problema alguno con la prensa en España, afirmaba

Sin embargo, el gobierno ha aumentado su control sobre RTVE, la televisión y radio, públicas. En 2012, el gobierno de Rajoy introdujo una ley que permitía al gobierno nombrar un jefe de RTVE sin la participación o consentimiento de otros partidos políticos.

Mientras la dirección niega presiones o interferencias políticas, Alejandro Caballero Mateos, un periodista que preside el comité de redacción de RTVE, enumera doce ejemplos de noticias el pasado año, que RTVE minimizo o ignoró.

Una de ellas es la cobertura que dio RTVE del Informe de Amnistía Internacional, sin citar sus críticas a España, incluyendo la de la Ley Mordaza. El comité de redacción denunció también que se ocultasen noticias en torno al posible conflicto de intereses entre Cristóbal Montoro, el Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas y contratos firmados por una empresa que el fundó.

En julio, el comité de redacción descubrió que RTVE había restado importancia al informe de un juez sobre una de las mayores investigaciones de corrupción en la historia de España, que implicaba a un grupo de políticos conservadores acusados de negociar mordidas (comisiones ilegales) por valor de más de 250 millones de euros (unos 272 millones de dólares en contratos públicos).

En una respuesta por correo electrónico,  RTVE negó cualquier tipo de censura. RTVE respondía que si bien las críticas de Amnistía Internacional a España no habían sido emitidas en la principal edición de noticias de mediodía, si se habían mencionado en otros programas y en su página web.

Los negocios del Sr Montoro, no estaban bajo investigación judicial, lo que justificaba no hablar de ellos, contestó RTVE.

Conflictos de comité de redacción también se dan en El País, que se autoproclamó el lider de la prensa en España a finales de los 70 como cronista de la transición de la dictadura a la democracia.

El editor, Antonio Caño, anuló recientemente un intento de organizar un voto de confianza sobre su liderazgo, por parte de miembros de su comité de redacción.

Hace unos meses, el comité de redacción expresó su preocupación por artículos que estaban alterados o bien retirados de la web de EL País tras su publicación, incluyendo dos artículos sobre Qatar, que hemos podido ver, en las actas de las reuniones internas del comité de redacción de este medio, mostradas al New York Times.Prisa, la empresa matriz de El País, ha estado negociando una inversión por parte de una empresa quatarí..

Otros dos artículos tiene que ver con Telefónica, empresa accionista de Prisa, que había comprado sus activos de televisión el pasado año, ayudando a Prisa a recortar su deuda a 1.9 billones de euros ( 2,1 billones de dólares)

La semana pasada, el Sr. Caño, editor de El País, dijo durante la presentación que la deuda de Prisa, no afectaba,”en ningún modo”, al contenido editorial de su periódico. Juan Luis Cebrián, el presidente ejecutivo de Prisa y co-fundador de El País, también acentuó la independencia del comité de redacción. “Lo que se publica es lo que el editor de El País quiere publicar”, dijo

Por otra parte, Caño reconoció que los periodistas españoles trabajaban en una país donde “los poderes políticos están claramente muy alejados de los británicos en lo que se refiere a aceptar el papel que deben cumplir los medios”

En El País, dos periodistas han abandonado el periódico tras una disputa por la modificación de un artículo sobre los vínculos de Telefónica con el Gobierno.

 “Trabajar en El País solía ser el sueño de cualquier periodista español”, dijo M.A. Aguilar, que era un asiduo columnista de El País. ” Pero ahora hay gente exasperada o indignada que se están marchando, a veces incluso con el sentimiento de que la situación ha alcanzado niveles de censura.

España, portada en el New York Times por la parcialidad de los medios, con foco en TVE  VerTele

Spain’s News Media Are Squeezed by Government and Debt   New York Times

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s