La Policía denuncia a un concejal de Plasencia por dar pases de callejón no autorizados

Nuevo revés para el concejal placentino Luis Díaz y también para el alcalde, Fernando Pizarro. A la reciente polémica suscitada por este edil, quien aparcó en una plaza de discapacitados y llamó a la Policía Local insultando al operario de la grúa que retiró su vehículo, se suma ahora una denuncia de la Policía Nacional por la presunta falsedad documental que el mismo concejal podría haber cometido en su condición de presidente de la plaza de toros.

Los hechos que protagonizan las diligencias policiales presentadas en vía judicial se centran en la última Feria placentina, en los dos días en los que hubo corrida de toros, el 13 y 14 de junio.

Según ha podido constatar este periódico, la Policía Nacional extremó la vigilancia esos días al tener constancia de que en la calle había pases de callejón falsos: doce en un día y ocho en otro. Una veintena en total que fueron detectados y retirados.

Pases que no tenían ni el sello de comisaría ni la firma del delegado gubernativo y que fueron entregados presuntamente por Luis Díaz o por Alberto Manuel Hornos, responsable de la empresa Ceber Tauro, adjudicataria de la plaza, según las declaraciones de las personas que los tenían y que forman parte de las diligencias policiales presentadas en el juzgado. Pases no autorizados que fueron intervenidos por el equipo gubernativo taurino, integrado por cuatro policías nacionales que se ocupan de garantizar que la legalidad se cumple en el callejón. A quienes los portaban les fueron dadas entradas para el tendido de la plaza, pero no se les permitió continuar en el callejón, según fuentes cercanas a la investigación.

Los pases de callejón son las entradas validadas por la Dirección General de Administración Local, Justicia e Interior, de la Junta de Extremadura, que posibilitan a quienes los tienen estar en ese espacio de la plaza entre la arena y la barrera. Según ha podido saber este periódico, para cada uno de los dos días de toros de la última Feria de Plasencia se autorizaron un total de 152 por parte de la Junta.

El número viene determinado por las dimensiones del coso de turno y solo las personas que tengan un pase autorizado pueden estar en el callejón, correspondiendo al presidente del festejo -el concejal- y al delegado gubernativo -un policía- controlar que solo los autorizados accedan, «debiendo proceder al desalojo de aquellas personas que se encuentren en el callejón de la plaza de toros y no figuren debidamente autorizados», según consta en una resolución firmada por el entonces director general de Administración Local, Saturnino Corchero Pérez.

El objetivo es garantizar la seguridad de los que acceden al callejón. De ahí que se fije un número determinado de pases autorizados, que se reparten entre quienes deben estar: equipo gubernativo, equipo médico, mulilleros, areneros, medios de comunicación y empleados de la plaza.

Sin embargo, según las diligencias policiales, el número de pases de callejón autorizados por la Junta para la última Feria de junio no se respetó y, según fuentes de la investigación, es la primera vez que se detectan en Plasencia pases de callejón falsos.

De ahí que la Policía Nacional decidiera abrir una investigación y que sus diligencias se encuentren en vía judicial, además de la correspondiente información sobre lo ocurrido que se enviará a la Dirección General de Interior, con el fin de que la Junta tome las medidas administrativas que considere oportunas.

La explicación del edil

«Estoy absolutamente sorprendido con lo que está ocurriendo», declaró ayer el concejal de Festejos y presidente de la plaza de toros, Luis Díaz. El edil popular afirma que fue ayer mismo cuando recibió las actas de los festejos taurinos y que en las mismas no se detalla incidencia alguna. «Porque durante estos festejos no hubo ningún problema y todo transcurrió con normalidad».

Explica que, tal como se especifica en el pliego de condiciones, la adjudicataria tiene que entregar al Ayuntamiento 12 pases de callejón para cada día de toros. «Este año comprobé que, a diferente de otros, los pases no venían con el sello de la comisaría», reconoce el concejal. «Por este motivo, pregunté al delegado gubernativo, la otra autoridad de la plaza junto conmigo, si era preciso que se retirasen esos pases», continúa. Sin embargo, según la explicación de Luis Díaz, este delegado, que es un policía nacional, le dijo que no hacía falta. «Me respondió que los pases no se iban a retirar, que los validaría él en la entrada, comprobando con el DNI la identidad de la persona que lo portaba; así se hizo y no ocurrió nada».

Afirma que no ha recibido comunicación alguna por parte del juzgado y que no sabe a qué se debe la denuncia de la Policía Nacional. «Pero tengo las actas en las que se deja claro que no hubo incidencia alguna en los festejos taurinos», concluyó ayer Luis Díaz.

Leer noticia en Hoy digital

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s