IZQUIERDA UNIDA RECLAMA DIGNIFICAR LAS CONDICIONES LABORALES DE LAS TRABAJADORAS DEL SERVICIO DE AYUDA A DOMICILIO.

600 € mensuales a jornada completa. Ésas son las indignantes condiciones de los nuevos contratos que el PP local ofrece a las trabajadoras del Servicio Municipal de Ayuda a Domicilio, sufragado con fondos autonómicos destinado al programa de personas paradas de larga duración.

En los últimos días nos hemos referido a las precarias condiciones laborales de las trabajadoras del servicio de limpieza, ahora, denunciamos el indignante salario que van a percibir las auxiliares de ayuda a domicilio, que lleva a la conclusión que para la concejalía de Empleo y Servicios Sociales, así como para el señor Pizarro, el trabajo realizado por estas mujeres no merece mayor reconocimiento.

Estos puestos, de igual categoría profesional que los de auxiliar de limpieza, merecen una equiparación salarial que iguale las relaciones laborales de unas y otras, para eliminar cualquier sesgo discriminatorio y dignificar el trabajo de todas las trabajadoras del Ayuntamiento.

Teniendo en cuenta que tanto en Ayuda a domicilio como en servicio de limpieza la mano de obra es netamente femenina, este tipo de contrataciones define bien el carácter machista del PP, que desde las instituciones fomenta la precariedad, la discriminación y la temporalidad laboral de las mujeres.

El equipo liderado por Fernando Pizarro García-Polo aprobó en junio de 2012 el Reglamento regulador de la prestación del servicio de ayuda a domicilio, en el que se establecen tanto los requisitos para acceder a la prestación del servicio por parte de las personas interesadas, como las funciones a desarrollar por las trabajadoras, pero “olvidó” incluir algo tan importante como los salarios correspondiente a esta categoría profesional.

Es más, ni siquiera figuran en la RPT, lo que además de una clara discriminación, puede interpretarse como signo de una previsible privatización de este servicio.

Teniendo en cuenta que no existe convenio colectivo, el grupo municipal de Izquierda Unida-Verdes reclama dignificar las condiciones laborales de las trabajadoras de Ayuda a Domicilio aplicando el VI Convenio Marco Estatal de Servicios de Atención a la Dependencia, que establece el salario mínimo en 947,22€ para 2014 (la de este año aún no se ha aprobado), más los complementos que correspondan.
Abel Izquierdo Méndez.

Plasencia, 19 de marzo de 2015.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s